Atrás quedaron sus inicios en el mundo de la informática, seducido por la fascinación de una revolucionaria manera de entender las relaciones sociales y de asomarse a una enorme ventana desde donde se podía ver el mundo al completo.

Para alguien que provenía de una época donde todo se hacía de una manera más artesanal no dejaba de ser un desafío sin precedentes. Así que Xavier Galiza, dio breves respiros a sus pinceles y empezó a dedicar algo de su tiempo a tomar ideas de como iba a ser su inmersión en ese mar tan inmenso como extraño de las nuevas tecnologías.

Allá por el año 2000 (sí, el año que acuñó con su nombre uno de los más famosos efectos), Xavier Galiza se equipó con un PC, por aquel entonces de última tecnología, una cámara digital y… muchas ganas de aprender. No fue fácil aquello de pelearse con Windows… 98!, y sufrir virus de nombre indescifrables, pero poco a poco se dio cuenta de que aquello que le producía fascinación terminaría convirtiéndose en una necesidad vital. Gracias a Dios tenía a hijos pacientes que nunca le abandonaron en el empeño de descubrirle los trucos más extraños ( y así de paso hacer uso de su flamante equipo y de aquella utímisa tecnología que denominaban ADSL…).

Bajo este panorama ilusionante, nació la primera versión de xaviergaliza.com. Todavía está guardada con cariño en algún cibertrastero, aunque a día de hoy me pensaría un poco enseñarla, y es que anda que no ha cambiado mucho la web desde entonces (y sólo han pasado 11 años desde aquella primera versión). Eran los tiempos de las intros en Flash, de los contadores de visitas, marquesinas móviles, libros de visitas. Por aquel entonces los blogs… ¿qué blogs? Es que xaviergaliza.com nació antes de la web 2.0

 

Primera versión de xaviergaliza.com

Aquella versión estuvo muchos años entre nosotros… quizás demasiados. Cumplió la función de ser un escaparate de la cálida obra de Xavier Galiza y así poder darla a conocer a mucha gente no sólo en España. Desde entonces muchas cosas han cambiado en el Universo de la web. La web dejó de ser un escondrijo de frikys y de hackers con pintas raras, y acabó siendo un reflejo de la sociedad misma, un reflejo que convirtió a Internet en un animal social, fenómeno que se decidió llamara web 2.0. Mientras la web se fue transformando Xavier Galiza siguió deleitándonos con sus pinturas, así hasta el día de hoy. Entre medias era necesario darle un aire más fresco a su website y así en 2009 se publicó una nueva versión que ha estado mostrando el arte de Xavier Galiza hasta hace unas pocas horas.

 

 

Anterior versión xaviergaliza.com

Todas las personas que formamos parte de este proyecto esperamos que la nueva versión de la web sea de vuestro agrado, y además lo podréis manifestar, ya que por fin Xavier Galiza se acerca a todos nosotros a través de las redes sociales. No sólo podréis admirar la obra del pintor gallego, también podréis participar a través de facebook, twitter… y lo que vaya surgiendo por el camino, ya que nuestra idea es que esta nueva etapa también lo sea para vosotros.

BienvenidosAtrás quedaron sus inicios en el mundo de la informática, seducido por la fascinación de una revolucionaria manera de entender las relaciones sociales y de asomarse a una enorme ventana desde donde se podía ver el mundo al completo.

Para alguien que provenía de una época donde todo se hacía de una manera más artesanal no dejaba de ser un desafío sin precedentes. Así que Xavier Galiza, dio breves respiros a sus pinceles y empezó a dedicar algo de su tiempo a tomar ideas de como iba a ser su inmersión en ese mar tan inmenso como extraño de las nuevas tecnologías.

Allá por el año 2000 (sí, el año que acuñó con su nombre uno de los más famosos efectos), Xavier Galiza se equipó con un PC, por aquel entonces de última tecnología, una cámara digital y… muchas ganas de aprender. No fue fácil aquello de pelearse con Windows… 98!, y sufrir virus de nombre indescifrables, pero poco a poco se dio cuenta de que aquello que le producía fascinación terminaría convirtiéndose en una necesidad vital. Gracias a Dios tenía a hijos pacientes que nunca le abandonaron en el empeño de descubrirle los trucos más extraños ( y así de paso hacer uso de su flamante equipo y de aquella utímisa tecnología que denominaban ADSL…).

Bajo este panorama ilusionante, nació la primera versión de xaviergaliza.com. Todavía está guardada con cariño en algún cibertrastero, aunque a día de hoy me pensaría un poco enseñarla, y es que anda que no ha cambiado mucho la web desde entonces (y sólo han pasado 11 años desde aquella primera versión). Eran los tiempos de las intros en Flash, de los contadores de visitas, marquesinas móviles, libros de visitas. Por aquel entonces los blogs… ¿qué blogs? Es que xaviergaliza.com nació antes de la web 2.0

 

Primera versión de xaviergaliza.com

Aquella versión estuvo muchos años entre nosotros… quizás demasiados. Cumplió la función de ser un escaparate de la cálida obra de Xavier Galiza y así poder darla a conocer a mucha gente no sólo en España. Desde entonces muchas cosas han cambiado en el Universo de la web. La web dejó de ser un escondrijo de frikys y de hackers con pintas raras, y acabó siendo un reflejo de la sociedad misma, un reflejo que convirtió a Internet en un animal social, fenómeno que se decidió llamara web 2.0. Mientras la web se fue transformando Xavier Galiza siguió deleitándonos con sus pinturas, así hasta el día de hoy. Entre medias era necesario darle un aire más fresco a su website y así en 2009 se publicó una nueva versión que ha estado mostrando el arte de Xavier Galiza hasta hace unas pocas horas.

 

 

Anterior versión xaviergaliza.com

Todas las personas que formamos parte de este proyecto esperamos que la nueva versión de la web sea de vuestro agrado, y además lo podréis manifestar, ya que por fin Xavier Galiza se acerca a todos nosotros a través de las redes sociales. No sólo podréis admirar la obra del pintor gallego, también podréis participar a través de facebook, twitter… y lo que vaya surgiendo por el camino, ya que nuestra idea es que esta nueva etapa también lo sea para vosotros.

BienvenidosAtrás quedaron sus inicios en el mundo de la informática, seducido por la fascinación de una revolucionaria manera de entender las relaciones sociales y de asomarse a una enorme ventana desde donde se podía ver el mundo al completo.

Para alguien que provenía de una época donde todo se hacía de una manera más artesanal no dejaba de ser un desafío sin precedentes. Así que Xavier Galiza, dio breves respiros a sus pinceles y empezó a dedicar algo de su tiempo a tomar ideas de como iba a ser su inmersión en ese mar tan inmenso como extraño de las nuevas tecnologías.

Allá por el año 2000 (sí, el año que acuñó con su nombre uno de los más famosos efectos), Xavier Galiza se equipó con un PC, por aquel entonces de última tecnología, una cámara digital y… muchas ganas de aprender. No fue fácil aquello de pelearse con Windows… 98!, y sufrir virus de nombre indescifrables, pero poco a poco se dio cuenta de que aquello que le producía fascinación terminaría convirtiéndose en una necesidad vital. Gracias a Dios tenía a hijos pacientes que nunca le abandonaron en el empeño de descubrirle los trucos más extraños ( y así de paso hacer uso de su flamante equipo y de aquella utímisa tecnología que denominaban ADSL…).

Bajo este panorama ilusionante, nació la primera versión de xaviergaliza.com. Todavía está guardada con cariño en algún cibertrastero, aunque a día de hoy me pensaría un poco enseñarla, y es que anda que no ha cambiado mucho la web desde entonces (y sólo han pasado 11 años desde aquella primera versión). Eran los tiempos de las intros en Flash, de los contadores de visitas, marquesinas móviles, libros de visitas. Por aquel entonces los blogs… ¿qué blogs? Es que xaviergaliza.com nació antes de la web 2.0

 

Primera versión de xaviergaliza.com

Aquella versión estuvo muchos años entre nosotros… quizás demasiados. Cumplió la función de ser un escaparate de la cálida obra de Xavier Galiza y así poder darla a conocer a mucha gente no sólo en España. Desde entonces muchas cosas han cambiado en el Universo de la web. La web dejó de ser un escondrijo de frikys y de hackers con pintas raras, y acabó siendo un reflejo de la sociedad misma, un reflejo que convirtió a Internet en un animal social, fenómeno que se decidió llamara web 2.0. Mientras la web se fue transformando Xavier Galiza siguió deleitándonos con sus pinturas, así hasta el día de hoy. Entre medias era necesario darle un aire más fresco a su website y así en 2009 se publicó una nueva versión que ha estado mostrando el arte de Xavier Galiza hasta hace unas pocas horas.

 

 

Anterior versión xaviergaliza.com

Todas las personas que formamos parte de este proyecto esperamos que la nueva versión de la web sea de vuestro agrado, y además lo podréis manifestar, ya que por fin Xavier Galiza se acerca a todos nosotros a través de las redes sociales. No sólo podréis admirar la obra del pintor gallego, también podréis participar a través de facebook, twitter… y lo que vaya surgiendo por el camino, ya que nuestra idea es que esta nueva etapa también lo sea para vosotros.

BienvenidosAtrás quedaron sus inicios en el mundo de la informática, seducido por la fascinación de una revolucionaria manera de entender las relaciones sociales y de asomarse a una enorme ventana desde donde se podía ver el mundo al completo.

Para alguien que provenía de una época donde todo se hacía de una manera más artesanal no dejaba de ser un desafío sin precedentes. Así que Xavier Galiza, dio breves respiros a sus pinceles y empezó a dedicar algo de su tiempo a tomar ideas de como iba a ser su inmersión en ese mar tan inmenso como extraño de las nuevas tecnologías.

Allá por el año 2000 (sí, el año que acuñó con su nombre uno de los más famosos efectos), Xavier Galiza se equipó con un PC, por aquel entonces de última tecnología, una cámara digital y… muchas ganas de aprender. No fue fácil aquello de pelearse con Windows… 98!, y sufrir virus de nombre indescifrables, pero poco a poco se dio cuenta de que aquello que le producía fascinación terminaría convirtiéndose en una necesidad vital. Gracias a Dios tenía a hijos pacientes que nunca le abandonaron en el empeño de descubrirle los trucos más extraños ( y así de paso hacer uso de su flamante equipo y de aquella utímisa tecnología que denominaban ADSL…).

Bajo este panorama ilusionante, nació la primera versión de xaviergaliza.com. Todavía está guardada con cariño en algún cibertrastero, aunque a día de hoy me pensaría un poco enseñarla, y es que anda que no ha cambiado mucho la web desde entonces (y sólo han pasado 11 años desde aquella primera versión). Eran los tiempos de las intros en Flash, de los contadores de visitas, marquesinas móviles, libros de visitas. Por aquel entonces los blogs… ¿qué blogs? Es que xaviergaliza.com nació antes de la web 2.0

 

Primera versión de xaviergaliza.com

Aquella versión estuvo muchos años entre nosotros… quizás demasiados. Cumplió la función de ser un escaparate de la cálida obra de Xavier Galiza y así poder darla a conocer a mucha gente no sólo en España. Desde entonces muchas cosas han cambiado en el Universo de la web. La web dejó de ser un escondrijo de frikys y de hackers con pintas raras, y acabó siendo un reflejo de la sociedad misma, un reflejo que convirtió a Internet en un animal social, fenómeno que se decidió llamara web 2.0. Mientras la web se fue transformando Xavier Galiza siguió deleitándonos con sus pinturas, así hasta el día de hoy. Entre medias era necesario darle un aire más fresco a su website y así en 2009 se publicó una nueva versión que ha estado mostrando el arte de Xavier Galiza hasta hace unas pocas horas.

 

 

Anterior versión xaviergaliza.com

Todas las personas que formamos parte de este proyecto esperamos que la nueva versión de la web sea de vuestro agrado, y además lo podréis manifestar, ya que por fin Xavier Galiza se acerca a todos nosotros a través de las redes sociales. No sólo podréis admirar la obra del pintor gallego, también podréis participar a través de facebook, twitter… y lo que vaya surgiendo por el camino, ya que nuestra idea es que esta nueva etapa también lo sea para vosotros.

Bienvenidos